SIGUENOS... INSCRIBE TU EMAIL

viernes, 7 de noviembre de 2008

Resumen, Laura Agustin Chile 2008

Antes de todo, pensé contarles a ustedes algo de mí para que puedan conocerme mejor. Soy la mayor de seis hermanos, nacida en Toronto, Canada, segunda generación de raíces finlandesas. Algo importante saber de Canadá es que Canadá es una nación de muchas nacionalidades diferentes. En Toronto, 53% de los habitantes son nacidos fuera de Canadá. Entonces, tomando en cuenta sus hijos, más de setenta por ciento de los habitantes son de familias inmigrantes. El porcentaje de las personas en Toronto con raíces profundas en Canadá son pocos.

Mis primeras experiencias religiosas fueron cuando mis padres nos llevaban a la Iglesia Luterana de Finlandia para las celebraciones de la Navidad, la Pascua, casamientos y unos funerales. El impulso de esta actividad religiosa fue mis abuelos del lado de mi mamá. Manténganse en cuenta que los servicios religiosos fueron dirigidos en la lengua Finlandesa y no entendíamos nada de lo que decía. Entonces mis impresiones más tempranas de Dios eran que El era un anciano. Tuvimos que estar muy quieto y silencioso en si casa o El iba a enojarse con nosotros. El solamente hablaba finlandés y El no tenía nada para mí excepto el regalo que yo recibía en la fiesta Navideña.

Por el otro lado, la mamá de mi padre nos visitaba un par de veces al año y yo recuerdo anticipando su visita. Mi hermana y yo nos vestíamos en ropa de fiesta y nos sentaban sobre la puerta principal esperando a su auto doblando la esquina para llegar. Le preguntábamos a la mama ‘¿Cuándo va a llegar la abuelita?’

Una de las razones que mi hermana y yo anticipábamos tanto a sus visitas era que ella tomaba mucho tiempo para contarnos historias y cuentos ¡y muchos! Ella usaba una pizarra de tela y ella tenía fotos de tela que se pegaban a la pizarra para ayudarnos a imaginar y ver la historia. Nos encantaban aquellos tiempos. Estas historias que ella nos contaba fueron de la Biblia o tenían una verdad de la Biblia central en ella.

Mi cuento favorito era de una gallina que tenía pollitos y un incendio pasó por el campo donde vivían No había tiempo para escaparse del fuego. Entonces la gallina llamó a todos sus pollitos y los escondió debajo de sus alas. Pasó el fuego, quemando el campo y la gallina se murió en el fuego. Yo recuerdo llorando y sentirme muy triste. Y el dibujo de tela de la gallina se caía de la pizarra. Casi mágicamente los dibujos de todos los pollitos aparecían donde la gallina estaba antes de caerse. La buena noticia es que todos sus pollitos se salvaban debido a la protección de las alas de la gallina. Ella daba su vida para sus pollitos.

Es una ilustración fantástica para que una niña entendiera lo que Jesús nos había hecho para nosotros. También la verdad de Salmos 17:8 donde el Salmista oraba al Señor a esconderse debajo de la sombra de sus alas. Y en Lucas 13: 34 vemos el corazón de Jesús antes de empezar su peregrinaje a la cruz, anhelando juntar a sus hijos en Jerusalén debajo de su mismo, como una gallina junta a sus pollitos debajo de sus alas.

Entonces, les puedo decir que mi amor hacia las Escrituras nació de aquellos tiempos sentada a las rodillas de mi abuelita mientras ella nos enseñaba verdades fundamentales sobre quién era Jesús y su amor hacia nosotros. Fue debido a estos tiempos de las enseñanzas de mi abuela que yo llegué a conocer a Jesús personalmente como El es solamente en la manera una niña pueda.

Cuando yo estaba en enseñanza básica mis padres conocieron a Jesús en manera íntima y personal. Cosas en nuestro hogar empezaron a cambiar. Gente, mucha gente llegaban a nuestro hogar para estudiar la Biblia. A veces llegaban solamente para orar juntos. Yo recuerdo estas ocasiones de felicidad y actividad. Mucho de estas personas fueron amigos de mis padres quienes intentaban entender lo que significaban estos cambios el las vidas de mi mamá y mi papá. Algunas de estas personas se hacían dueños de estas verdades y algunas no. Otras, hasta ahora, se consideran que estas verdades podrían ser verdaderas muchos años después.

Muchas de estas actividades y cambios fueron resultados de la influencia de una pareja se llama Gene y Edie Soderberg, Navegantes quienes llegaron a Canadá de los Estados Unidos para ayudar a gente a crecer en su camino con Dios. Entonces la ayuda que yo recibía por medio de los Navegantes empezó en manera indirecta durante los años de mi niñez.

Al empezar mi primer año de enseñanza media, mi papa dejó su carrera como gerente de una oficina de arquitectura para trabajar tiempo completo en la obra de los Navegantes. Cuando empecé Universidad, mi familia se mudó a Finlandia para empezar la obra de los Navegantes allá. Yo me quedaba en Canadá para asistir a la Universidad de Guelph. Fue en este entonces que empecé a involucrarme directamente con los estudiantes de los Navegantes. Por medio de este grupo conocí a mi marido Irving, Donald Passi y después a Rut por medio de un programa de verano. Llevamos más de treinta años de amistad ahora.

Entonces, ¿como es posible que una tímida canadiense de segunda generación finlandesa llegar en America Latina y encantada al estar acá? Solamente puedo decir que es una cosa de Dios.

Mientras yo estudiaba en la universidad, me decidí a memorizar Isaías capítulos 54 y 55. El grupo de Navegantes se memorizaba versículos y no sé exactamente por que elegí estos capítulos pero lo hice. Seguramente yo tenía buena razón espiritualmente hacerlo, pero probablemente fue de una idea de buenas obras en lugar de un impulso de Dios. Pero Dios es fiel hasta cuando nuestros deseos íntimos no están conectados a la voluntad de Dios. El es capaz de tomar nuestro orgullo y motivos equivocados y usarlos para nuestro propio bienestar.

Desde entonces ha habido muchas veces que he vuelto a estas verdades en los pasajes, aún más en los años más recientes. Vamos entonces, a Isaías 55.

Para meternos en el contexto, Isaías era un profeta poco popular con la gente de Israel. Su ministero se extendió durante el reino de cuatro reyes de Judá. Fueron la mayoría de ellos los reyes de Judá malos y no querían las cosas de Dios. Una excepción era el rey Ezequías Isaías empieza a su libro llamando a dos testigos en contra de la Nación de Israel, llamada por Dios ‘rebelde’ (la ley judía se requiere dos testigos). Los testigos son los cielos y la tierra. Y el Señor inicia su argumento como un caso en una corte de ley

Llegando Capítulo 6, el Rey Uzías había muerto y Isaías tiene su encuentro impresionante con Dios, el Señor de los Ejércitos, el Dios Altísimo, el Dios Santo. Isaías lo ve hacia arriba y ve al Señor como es. Entonces el se da cuenta de su estado pecador, se arrepienta, y es perdonado. Isaías se ve por adentro Entonces el escucha Dios con la pregunta, ‘¿A quien enviaré?’ y Isaías contesta ‘Aquí estoy, ¡Envíame a mí!’ Isaías ve a su alrededor. Su misión – Ir a la gente que no va a escucharle y no verá y no entenderá. ¿Por cuánto tiempo? Hasta todo será destruido.

¿Les tiene sentido? Como responderían a aquel llamamiento? Diría yo que ‘No me interesa!’ Pero Isaías dice ‘Si’.

Entonces Isaías sigue con sus escrituras de ‘los Ayes’. En el camino del libro de Isaías se encuentra profecías maravillosas sobre el Niño que ha de venir, el Salvador quien es nuestra esperanza. Isaías le llama Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno y Príncipe de Paz.

Una de las más conocidas profecías que encontramos está en Capítulo 53. Es una descripción profética sobre Jesús, su vida, y más importante aún, su muerte y el propósito de su muerte tan horrible.

Nos llevan entonces, a Capítulo 54 donde Dios pide a la mujer estéril que cante. Manténganse en cuenta que la cultura de aquel tiempo es una que medía la bendición de Dios sobre una mujer por el número de niños que uno tenía. Y Dios estaba pidiendo a la mujer sin hijos a cantar. Que sea feliz. Para engrandar a sus tiendas. Para engrandar sus tiendas como si tuviera una familia grande, y Dios le promete que ella las va a necesitar.

Entonces llegamos a Isaías 55. Para no gastar mucho tiempo, no vamos a estudiar todo el capitulo que empieza con el llamamiento de Dios a todos que tienen sed que vengan y tomar, prometiendo que su sed iba a ser satisfecho. Y para recordar . . . a recordar el ejempol de David y todo lo que Dios le prometió a el. Y para considerar todo lo que Dios hacia para el durante toda su vida, llamado por Dios, ‘Un hombre con corazón semejante al mio.’

Empezando con versículo 5, leamos hasta versículo 13.

Regresando a versículo 8: ‘"Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehová.

Al empezar mi trabajo sobre este tema, ‘Mirar Arriba, Mirar a dentro, Mirar a mi alrededor’ me decidí chequear en el diccionario sobre una definición para ‘mirar’.
Usar los ojos de uno
Girar los ojos a una dirección especifica
Hacer una vistazo visual o una búsqueda mental
Búsqueda
Buscar
Estar atento

¿Para que es lo que utilizo mis ojos? Mis ojos, la parte de mi cuerpo que permite visión. Los ojos utilizan la luz para formar imágenes que nos permiten entender y comprender el tamaño, color, forma de un objeto sin tener que tocarlo. Si nuestros ojos se dañan, estas imágenes son distorsionadas o quizás no hay ninguna imagen.

Quiero contarles algo sobre mi hija Crista Emily. Ella nació acá en Chile, la respuesta a las oraciones de su hermano mayor. Entonces ella es Chilena. Hoy en día tiene 19 años de edad, nacida por el mismo día que su papá, el 23 de octubre. Crista Emily es ciega. Nació ciega. El daño a su ojo es a la retina. La retina es como la película en una maquina fotográfica. Si sacas la película de la maquina, arrugarla, se daña a la película. Es como así, más o menos, el daño a sus ojos.

Para que ella conozca a un objeto, ella necesita tocarlo, sentirlo para que ella pueda entender la textura, la forma, el tamaño, el peso del dicho objeto. Muchas veces se dice ‘Tócalo, solamente, tócalo’. A veces es debido a un poco de nerviosismo y miedo de lo no conocido. Este objeto, ¿me va a dañar? No siempre es fácil para ella a tomar el riesgo a ‘mirar’ a un objeto por medio del uso de sus otros sentidos.

También, para ella a tener un buen entendimiento o idea de un objeto nuevo, como se ve, ella necesita ayuda, normalmente por medio de otra persona. Hay momentos en que ella necesita ayuda para vencer a sus miedos y tomar un paso importante y tocarlo.

Entonces, yo miro con miso ojos – y ¿donde miro? En cuales direcciones? Cuando camino, miro hacia delante, derecho, pero también hecho un vistazo hacia abajo para ver donde van mis pies. También utilizo mi visión periférica para buscar algo cercano a mi camino. Pero mayormente, cuando estamos caminando, estamos mirando arriba, adelante, enfocándonos sobre lo que está en nuestro camino adelante. Este enfoque es tan importante que mientras caballos están corriendo, les ponen anteojeras para que el caballo vea delante y no está distraído por nada en si visión periférica.

Mi hija también utiliza un bastón para que ella vea su camino. Ella mueve el bastón de un lado al otro para que ella vea algún cambio en su camino que pueda obstruir su camino o causarle daño. También ella utiliza a otra persona como su guía. La guía camina un poco delante de ella mientras Crista pone su mano apretada sobre el codo de su guía. Esto permita que ella pueda sentir los cambios de movimiento de su guía, subir y bajar, velocidad, dirección. Para que ella pueda moverse con confianza, ella se necesita tener fe en su guía, que esta persona no va a dirigirla a una situación peligrosa. Nuestros ojos permiten que lo hagamos sin el uso de otros implementos.

Interesante, Dios los llama a caminar en la vida con fe como dice 2 Corintios 5:7 Porque andamos por fe, no por vista.

En el capítulo anterior, 2 Corintios 4:18 dice ‘no fijando nosotros la vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las que se ven son temporales, mientras que las que no se ven son eternas.’ ¿Cómo es posible que fijemos nuestros ojos sobre algo que no podemos ver? ¿Cómo podemos entonces, ver a Dios?’ Moisés quería ver la cara de Dios pero fue permitido ver solamente a su espalda. Si el viera a su cara, el iba a morirse. Dice Éxodo 33:23 ‘Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas. Pero mi rostro no será visto.’

En Colosenses 1:15, escuchamos del Dios Invisible. ¿Quién es el que es la Imagen del Dios Invisible? ¿Qué sabemos de El?’ Bueno, el estaba presente al momento de la Creación. Veamos a Génesis 1: Gen1: En el principio creó Dios los cielos y la tierra… y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. ¿Quién es, entonces, el primer nacido, hecho en la imagen de Dios como Pablo dice in Colosenses? No puede ser el Espíritu porque no podemos ver a los espíritus. ¿Dónde hemos visto la frase ‘en el principio’ antes? Juan 1:1 dice: ‘En el principio era el Verbo, ..’ Para mí, escuchar a este versículo me hacer recordar a un cántico. No me hace sentido hasta que lo veamos en detalle
En el principio era el Verbo, ‘Ahora, ¿porque Juan usó la palabra, el verbo? En la Biblia Inglesa, esta palabra es traducido ‘la palabra’ significando sustantivos. La lengua inglesa depende mucho sobre sustantivos para comunicarse sus ideas. En español, este versículo muchas veces sale con ‘verbo’ el lugar de nombre. La lengua Española depende mucho sobre verbos para comunicarse sus ideas. Como una de nosotras quien tenía que aprender español como segunda idioma, aprendí temprano que el verbo dice casi todo en español. Dominar a los verbos y vas a dominar al lenguaje de Español.

Entonces, ¿cual es la idea que Juan está intentando a comunicarse con nosotros? Sustantivos en Ingles, verbos en español, son las herramientas que utilizamos para comunicarnos, entregar mensajes. Podría ser que Dios nos tenía un mensaje para nosotros? ¿Donde encontramos aquel mensaje?

Si nosotros volvemos a Génesis y seguimos la historia de la creación, llegamos a versículos 26 y 27. Dios dice, "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza,’ y lo hizo. En la imagen de Dios, les creó, hombre y mujer.” Ya sabemos que en el principio tenemos a Dios, el Espíritu, y si regresamos a Juan capítulo 1 podemos observar un poquitito de quién es este ‘verbo’. (Leer Juan 1:14) Este verbo llegó ser carne y vivió entre nosotros. Este verbo se puso ‘piel’ y vivió en nuestro vecindario. Juan sigue y explica que este verbo es el que viene después de el y que nadie nunca ha visto a Dios, pero este ‘verbo’ es el que ha hecho a Dios conocible. Y finalmente en versículo 29, Juan ve a Jesús y dice ‘Allí está, este es el, Jesús’

Entonces, cuando leemos Juan 1:1 podemos sustituir ‘Jesús’ por la palabra ‘verbo’. Por favor, lea ‘En el principio, Jesús . . . Ahora, ¿no hace más sentido? Y en versículo 14, Jesús se hace carne y hueso y entró al vecindario, es decir el vecindario tuyo.

Regresando a nuestra pregunta, ¿Cómo vemos a un Dios invisible? Por medio de mirar a Jesús. Como se dice en Hebreos 12:2, ‘. . .puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe’.

Entonces, como es que nosotros, ustedes, fijemos nuestra mirada sobre Jesús?

Para algunos de nosotros, encontramos gozo en nuestra relación con Dios por medio de:
Estimulo intelectual: Mateo 22:37 “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente.”

En momentos relacionales, en comunidad: Matt 18:20 dice: Porque donde dos o tres están congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Estando en comunidad muchas veces es más importante para nosotras las mujeres que para los hombres. Investigaciones han mostrado que cuando las mujeres están juntas, comparten sus corazones, sus preocupaciones, algún tipo de química se libera en el cuerpo que permite que nuestras vidas son extendidas. Entonces si se queja tu marido que estás gastando mucho tiempo con tus amigas, le dices que ¡¡solamente estás extendiendo te a tu vida!!

Servir, como hacía Marta. Muchas veces escuchamos de como Marta servía era demasiado y Jesús con amor le corregía. Pero pocas veces, después de cuando Jesús resucitó a su hermano Lázaro. Marta dio un banquete en honor de Jesús. Era seis días antes de la Pascua, ya antes del acto final de amor en morirse en la cruz. Y Juan nos dice expresamente que ella servía. Y vemos el las escrituras que muchas veces las discípulos acudían a la casa de Marta, estoy segura que el banquete era una fiesta maravillosa y Jesús era muy complacido por su servir. No creo que si Jesús era disgustado por su servir que El iba quedarse. Más tarde, la misma semana, vemos a Jesús servir a los demás por lavar los pies de los discípulos en la última cena.

Adoración, por la música, como hacía David en los salmos, hasta bailar. Efesios 5:19 dice: ‘hablando entre vosotros con salmos, himnos y canciones espirituales; cantando y alabando al Señor en vuestros corazones’. También vemos a Pablo y Silas encarcelados después de azotas, cantando alabanzas a Dios en la oscuridad (posiblemente luz más fuerte que la oscuridad)

Ser activista ‘alguien llamado a tomar una causa importante. (ejemplo bíblico o CORPALIV)

Contemplativo, como María, la hermana de Marta, cuando se sentaba a los pies de Jesús y El le prometió a ella que esto nunca será sacado de ella.

Creación – estar mucho tiempo en el aire libre y abrirnos los ojos a la belleza de la creación de dios. Tengo una amiga en Canada que le encanta correr. Su meta era para su cumpleaños de 40 años, iba a correr un triatlón. Esto significaba meses y meses de entrenamiento y disciplina para levantarse temprano y llegar a la piscina, salir montada sobre su bicicleta, correr las calles cubiertas con nieve, el la prima vera, el invierno, el verano y el otoño. Cuando ella me comentaba sobre su experiencia me di cuenta que ella se siente viva cuando corre, que Dios le creó para correr, estar afuera. Y cuando lo hace, Dios está complacido, tan complacido con ella. Dios está utilizándola para impactar a sus amigas quienes les gusta correr. Ella es como ‘Jesús con piel’ para sus amigas.

¿Que es lo que te guste en tu relación con Dios? ¿Que es lo que te llene, te reaviva, te de vida, te pone vida en tus pasos, te ayuda a lanzarte de la cama en la mañana?

Fija tus ojos sobre Jesús y mirar arriba como lo hizo Isaías.

Y entonces, mientras Isaías miró arriba, se dio cuenta de su estado de picador, su falta de alcanzar el placer de Dios, y empezó a mirar por adentro.

No hablamos mucho sobre mirar por adentro. Sabemos que todos nosotros somos pecadores. Son cosas de nosotros que no nos gustan. Quizás tenemos un sentido de vergüenza o somos defensivos sobre estas cosas, especialmente cuando alguien demás señala a nuestros fracasos. Quizás sentimos culpa porque sabemos muy bien que somos culpables por alguna palabra o hecho. Todos nosotros hemos pedido perdón cuando empezamos nuestro peregrinaje con el. ¿No era suficiente?

Entonces, ¿como es que Dios quiere que nosotros miremos hacia adentro? ¿Quiere El burlarse de nosotros para que sepamos que no merecemos su amor, atacarnos por nuestros fracasos? ¿No era así con los líderes religiosos de aquel tiempo de Jesús cuando le llevaron a la mujer pillada en adulterio? ¿No era así con la mujer de Samaria con quién Jesús se conversó al lado del pozo? ¿No era ella aislada de la gente de su propio pueblo? No burlaron de Jesús cuando el fue crucificado el la Cruz? ¿No llamaron a el como un fracasado y su vida una perdida? No tenemos un acusador quién nos acusa antes de la presencia del Dios de los Cielos? Lo tenía Job. Pedro le llama un león rugiente, andando por aquí y allá, buscando devorarnos y destruirnos.

Pero Dios se llama como nuestro amado Padre Celestial. ¿Porque tenemos que mirar hacia a El?

Recuerda, Is 55:8 ‘Mis pensamientos no son tuyos, ni mis caminos son tuyos’. Hay un camino mejor, más alto.

El año pasado, me vino una persona que, en mi parecer, era un buen amigo por mucho tiempo. Y esta persona tenía una lista larga de las cosas que yo había hecho contra el y que el me tenía en mi contra. Algunas de las cosas eran verdaderas, algunas no, algunas dolorosas, algunas de mucho, mucho dolor. Mientras yo le escuchaba, intentando entender como apreciar lo que el tenía que decir, y como responderle, le pedí a esta persona a perdonarme. Y no quiso. Contestó que lo que el trataba no tenía nada que ver con el perdón. El creía que yo no le comprendí, que no me llegó. Mi marido estuvo con nosotros y le explico cuando alguien tiene una lista larga probablemente indica que hay un raíz de amargura y por fin la razón primaria de la lista salió. Tenía que ver con la muerte de mi mamá. Ella murió una muerte horrible, lenta, sofocación. Ella tenía esclerosis lateral amiotrófica. Esta persona en alguna manera se me comunicó que yo era responsable por su sufrimiento y tenía que haber hecho algo para prevenirlo. Y ¡me sentí devastada! Todo el dolor de ver a mi mama experimentar esta muerte horrible se me entró a mi mente y todas las emociones que todos nosotros como familia experimentamos en este peregrinaje tan difícil se me vinieron.

Algunos meses después el impacto de esta experiencia con mi ‘amigo’ una vez más se me vino por encima. Yo luchaba con esto. Yo estaba lavando la loza frente de la ventana de la cocina intentando a organizarme mis pensamientos. Y yo pensé, ¿cuando me toca a mi para hacer una lista de las cosas que me molestan de el? Me pregunté ¿el diera cuenta cuán tan fácil será de hacer una lista así? Yo puedo regresar hasta la enseñanza media para buscar cosas feas. ¡Que interesante!

Y de repente la imagen de una balanza se me vino a mi mente. Yo puse todos los pecados y equivocaciones de esta persona sobre un lado de la balanza y este lado se bajo hasta el fondo. Y, sobre el otro lado, de no aparecer muy pesada yo, pondría otro montón de buenas cosas sobre el otro brazo. Me parecía que hacer la lista de cosas buenas iba a costar me mucho más. Pero, con esfuerzo, lo haría. Pero mientras yo trabajaba en esta construcción mental, me empecé a frustrarme. Ya me dí cuenta de lo que yo hacía. Al poner más cosas sobre un lado, la balanza ¡no iba a cambiarse de lado! ¡Yo iba construyendo un evangelio de buenas obras y no de gracia! Y Efesios 2:8 y 9 dice que somos salvos por medio de la gracia y NO por medio de las buenas obras que hacemos. Nunca puedo yo hace la cantidad de buenas obras suficiente para cambiar la balanza de un lado al otro.

Y, ¿que hago? Y ¿que me gustaría hace con una lista así? Esta persona en cuestión también me dijo que tuve suerte que el vino a mí y a mi marido en privado por que lo que realmente merezco era para el a ponerse a pie frente de todos mis amigos y públicamente declarar todos mis pecados. ¿Entonces, no tengo yo el derecho de tomarme la lista de los pecados suyos y hacer lo mismo? Yo podría ponerme a pie delante de todos nuestros amigos y contar sus pecados. Y la imagen de la mano de Jesús se me vino a mente mientras yo declaraba cada pecado era como ¡tomar un martillo y clavar la mano de Cristo a la cruz! Mentiras, amargura, chismes, enojo. . . y sigue la lista. Lagrimas silenciosas empezaron a correr sobre mis mejillas – y un pensamiento sencillo, directo, me gritó. ‘Laura, es por esto que yo me morí, para que no tengan que hacerse lo uno al otro’. Algo en mí se me quebró. La única manera en que yo podía expresármelo a mi marido era como uno era dejando salir el aire de un colchón de aire. Todo mi enojo, frustración, amargadura se me fue y sentí tan perdonado, tan amada. No tuve que cambiar quién soy para complacer al otro. Solo tenía que mirar arriba y fijar mis ojos sobre el autor y cumplidor de mi fe. El era el único quien pueda cumplir la Buena obra dentro de mí. Todos los cambios necesarios en mi vida tienen que hacerse a dentro de mí mientras yo miro hacia arriba y verdaderamente veo quién es Jesús.

Is 55: 8 -11
"Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehovah. Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos.

Porque como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven allá sino después de haber saciado la tierra y de haberla hecho germinar, producir y dar semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para lo cual la envié.”

Cuando la lluvia y nieve se caen del cielo, se cae en maneras distintas. Algunas veces tenemos la lluvia suave, cálida, que viene en la primavera y la tierra la recibe y ven plantas y árboles se ponen verdes, ponerse de flores y florecen. Y nos dan sonrisas a nuestras caras y gozo a nuestros corazones cuando vemos la promesa de una nueva vida. Especialmente cuando la lluvia viene acompañada por un arco iris.

Ahora en Canada, los niños están esperando la primera lluvia del invierno. Que lindo es ver las escamas de nieve, flotando a la tierra, dejándola cubierta con nieve, cambiando las calles a un mundo maravilloso.

Cuando llegamos a Chile, el primero verano, viajamos por auto desde Santiago hasta Arica. Queríamos ver tan grande es el desierto. Nuestro hijo Jonathan tenía 5 años de edad en aquél tiempo. Durante el camino, Irving me decía que quería ver un invierno Boliviano. No le ponía mucha atención de lo que quería decir hasta que estuvimos en el camino de regreso.

Estuvimos en Iquique cuando escuchamos que la carretera a Santiago era cerrada, ¡debido a un invierno Boliviano! Es una fenómeno del clima en que hay una tormenta de lluvia y nieve en las montañas de Bolivia y ha tanta lluvia que se baja con tanta velocidad que la tierra no puede absorberla. Entonces la lluvia y barro bajan desde estas montañas, cruzando el desierto que es tan seca y dura que no puede absorberla con facilidad. Esta corriente puede llegar hasta el mar, pasando sobre cualquier cosa en su camino. Dependiendo de lo que esté en su camino, se puede o no causar mucho daño. Nos impactó que tuvieron que sacar camiones con arados de nieve para sacar el barro de la carretera, igual a los que utilizan para sacar la nieve de las carreteras en Canada.

Todos nosotros sabemos de diluvios, tormentas, lluvias o nieves que han sido tan severos que han causados mucho destrucción, hasta han causado le muerte. Pero a la vez, esta lluvia por fin entra a la tierra e inicia una obra escondida.

Y es así con nuestras vidas. Tenemos tiempos buenos. Nos va bien. Pero con más frecuencia que queramos, dificultades se nos vienen a nuestras vidas como visitas no bienvenidas. Dificultades que no elegimos si pudiéramos elegir.

Para mi mama, era ALS. Para Irving y yo ha sido el área de tener hijos. Tenemos 5 hijos, dos que sobreviven, Jonathan y Crista Emily. Por el lado humano nunca deberíamos tener hijios porque ambos, Irving Y yo tenemos problemas. Todos nuestros hijos nacieron prematuros. Jonathan pesaba 1292 gramos. Y el pasaba por todas las dificultades que experimentan los bebes prematuros. Infecciones, pulmones colapsados, etcétera (apnea de sueño). El tenía que haber sido ciego, sordo, con daño cerebral, y con parálisis cerebral. Hoy en día es un hombre, joven, sano, disfrutando la fuerza de un hombre active y con fuerza, poniéndose a la obra que Dios le tiene por ahora. Después de Jonathan vinieron Jason y Josué. Pero tuvimos que despedirnos a ellos demasiado temprano.

Después de tres intentos, Irving y yo no esperábamos tener más hijos. Pero cuando Jonathan tenía siete o ocho años, el empezó a pedir a Dios por una hermana chica. Cuando le pregunté por que el estaba pidiendo por una hermanita, contestó que ‘Es que no funciona con los baroncitos!’

Irving y yo pensaban que era lindo y nos reíamos un poco. No nos dábamos cuenta que Dios iba a contestar las oraciones sencillas y sinceras de un cabro chico. Cuando supe que yo era embarazada yo estuve muy enojada con Dios. ¿Como puede darme otro embarazo solamente para quitar la guagua de mis brazos? Tuve que quedarme en cama seis meses. Y Crista Emily se nos entró a nuestras vidas. Ella pesaba 1795 gramos, se respiraba por si sola, sin complicaciones. La guagua más grande que yo he tenido. Pero ella es el hijo ciego y con un retraso de desarrollo importante. Ella funciona en un nivel de una niña de dos o tres años de edad.

Por medio de Crista y sus desafíos, Dios nos abrió un mundo nuevo que no íbamos a entrar si no fuese por ella. Debido a Crista, pudimos juntarnos con otras familias con hijos ciegos y retraso de desarrollo para formar una corporación para niños multi-discapacitados con ceguera el factor común aquí en Santiago. Unos de los obstáculos que las familias tienen que conquistar son el costo, transporte, y local. La característica de esta corporación es que diseñamos un programa para que los profesores vayan a los hogares de estos niños y enseñan a cada familia como ayuda a su hijo.

Debido a Crista, Irving dirigió su primer funeral para un niño ciego que nunca conocimos. El sacerdote simplemente no apareció. (También Irving dirigió su primera ceremonia de matrimonio)– vecinos quienes dieron a Crista la bienvenida, entonces nosotros, a su casa, hogar y familia. Fuimos invitados al palacio presidencial para la ceremonia de la introducción de una nueva ley dando derechos y responsabilidades a personas discapacitadas. Es otra historia que no tengo tiempo para contarles.

IS 55 nos dice que el agua, no importa como se caiga, todo va a entrar la tierra. Y después un trabajo escondido empieza. No solamente sirve para regar la tierra pero ayuda dar fruta en la vida de nosotros.

Mi marido es del campo. Estudio agricultura en la universidad. Me explico que una planta no puede dar fruta hasta todo sus necesidades para sostener vida son satisfechas. Entonces la fruta es un producto de una planta sana. En la vida de nosotros, la fruta es del Espíritu Santo. Amor, gozo, paz…etc. Y esta fruta aparece en la vida de nosotros casi sin darnos cuenta cuando caminamos junto con Cristo día por día, pidiendo a El a satisfecha los deseos de nuestros corazones.

Is 55:11 Dios dice ‘así será mi palabra que sale de mi boca no vuelve sin producir efectos.’ ¿Cómo podemos participar en esto? ¿Ayudar llegar el mensaje de Dios a otras personas? ¿Cómo salga la Palabra de Dios? Una parte se cumplen cuando miramos a nuestro alrededor. Tenemos que abrir nuestros ojos y ver lo que esta haciendo en el mundo.

Cuando estuvimos en Costa Rica para asistir el Instituto de Español, tuvimos muchas experiencias increíbles. Parte de nuestro orientación alguien nos hico la pregunta, ¿Cómo puede comunicarse ‘Quien es Cristo’ cuando uno no tiene palabras? Para nosotros acá quienes tuvimos aprender español es una pregunta real. Simplemente no tuvimos palabras.

Cuando Jesús nació, tan poco no tuvo palabras. El tuvo que depender en los de mas para todo sus necesidades – comida, ropa, calor, seguridad. Era vulnerable y transparente. El se cumplió esto para llegar a ser uno de nosotros. Uno ejemplo maravilloso.

Entonces para aprender una idioma nueva, nosotros también tenemos que ser vulnerables y tomar riscos. Tenemos que conquistar nuestros miedos y orgullo. (Anna Y Gustavo y los pañuelos)

¿No es maravilloso lo que Dios puede usar para comunicar su amor hacia cada uno de nosotros? Estoy segura que uds nunca van a escuchar en un taller que lo mejor manera de comunicar el amor de Dios es lavar pañuelos. Pero es posible que El Espíritu Santo podrá pedirte hacerlo.

Entonces, cuando vivimos como Jesús, imitando a su vida, estamos participando en la misión de llevar su mensaje de amor a nuestro círculo de influencia – los vecinos, compañeros de trabajo, la familia extendida. Y Dios prometió a cumplir SUS propósitos, no de nosotros. Y prometió que vamos a salir con gozo y paz.

Recién, escuche el presidente de La Misión de Justicia International. Esta misión rescata niños quienes son esclavos de la prostitution. Un trabajo muy difícil que se rompe el corazón de uno. El dijo que los lideres tienen que liderar cuando la tarea es difícil, miedadosa, y sin esperanza. Que tenemos que liderar en las cosas que le interesa a Jesús – Jesús ama el mundo (Juan 3:16) y el ama justicia (el mensaje de Isaías). También tenemos que liderar con gozo. Jesús había dicho que su yugo, su carga que el nos da es liviano. Si perdimos nuestra risa, nuestra carga es pesada y algo anda mal. Podemos hacer una diferencia en la vida de otras personas cuando salgamos con gozo. Is 55:12 – ‘Uds saldrán de allí con alegría.’

En resumen, el ejemplo de Isaías, miro arriba a Dios y después a ver a Dios Altísimo, miro a dentro a su mismo, y el fin miro a su alrededor y llego a un lugar de paz y gozo.

No hay comentarios: